MeryPuch

28.07.16
31 julio, 2018
Y para completar la boda…
23 agosto, 2018
Ver todo

MeryPuch

 

Una de las dudas de muchas novias es qué peinado o tocado llevar para ese día tan especial.

Muchas optan por recogidos, con tocados de flores, o melenas al viento, dándole un toque más natural…

Una de las mejores apuestas para Blanco y en corbata son los tocados de porcelana. Algo tan delicado y versátil, que puede adaptarse al gusto de cada novia; con distintos tamaños, formas y color.

Hace un tiempo conocimos a MeryPuch, y fue ahí dónde nos enamoramos de esta opción tan acertada para brillar el día de tu boda.

Con sus propias manos realiza estos tocados tan personales. María, la artífice, es una persona muy cercana, con una buena dosis de alegría e imaginación.

Después de una charla con la novia puede hacer el tocado que recordarás toda la vida.

Con atelier en Pontevedra, comentamos con ella su modus operandi a la hora de hacer sonreír con su trabajo a las novias.

Para conocerla mejor, nos comentó su andadura en este sector:

“Podéis encontrar parte de mi trabajo en las redes sociales, pero os atenderé bajo cita en mi atelier situado en Benito Corbal n*31 1D (Pontevedra).

MeryPuch nació en 2012, empecé creando bisutería, estos 5 últimos años he sido la directora comercial de un Pazo en el que me encargaba de la organización integral de cada boda. Esto me ha dado un conocimiento de primera mano de lo que se busca y se espera de un día tan especial.

Tras un pequeño parón este proyecto renació en 2016, después de casarme y diseñar mi primer tocado y cinturón de porcelana. Empecé a formarme en Madrid y perfeccionar la técnica.

Me gusta trabajar bajo cita para poder dedicar todo el tiempo necesario a cada novia o invitada.  Es importante para mi saber cómo va a ser su vestido, cómo quiere ir peinada y cómo va a ser de forma global su boda, así puedo crear una pieza especial y acorde con cada clienta.

Durante el proceso mantengo contacto con la novia, mandándole fotos. De esta manera, la novia va viendo el proceso, algo que le da tranquilidad, puesto que va comprobando que exactamente es como ella había imaginado. Como son momentos de mucho ajetreo, siempre que es posible prefiero que vengan a buscar sus piezas al atelier; así les explico cómo ponerlo. Descubrir sus caras de felicidad cuando lo ven por primera vez es uno de los momentos más satisfactorios de mi trabajo.

La porcelana fría se mantiene tal cual para siempre y es muy versátil, permite usar una misma pieza como un tocado y como una aplicación de un vestido en otra ocasión.

Como anécdota: He convertido el tocado de una novia en un collar porque no soportaba que algo tan bonito estuviera guardado en un cajón.

Por lo que la porcelana fría no se acaba con los tocados, cada vez son más las novias e invitadas que me piden cinturones, hombreras e incluso algún detalle para los zapatos.

Próximamente haremos ramos de novias y prendidos para el novio y padrino a juego con el tocado de la novia pues nos los han demandado para 2019.

Como curiosidad puedo contaros que en mi boda les regalé a mis amigas un ramillete con las mismas flores y hojas de mi tocado para que tuvieran un trocito de mi boda con ellas para siempre, les encantó.”

Os animamos a pasaros por su Facebook e Instagram y conocer más de su trabajo: @merypuch